BIO

El fundador de Flores, Carlos de Troya, se inspira en el arte, la moda, la música y la literatura para diseñar espacios espectaculares que reflejan su espíritu cosmopolita y su gran talento al crear atmósferas.

Comenzó su carrera con Mark Colle, uno de los mejores floristas de Bélgica. Ahora, diseña arreglos florales para Loewe, Lexus, Shiseido y Erico Navazo.

Carlos de Troya siempre se interesó por el arte y las flores. Con padre ingeniero agrónomo, creció en un ambiente botánico. Recuerda que de niño su padre le llevaba a las floristerías de la capital.

Su formación se nutre de diversas influencias. “Yo había estudiado Bellas Artes y Arquitectura en la Universidad Europea, en Madrid», cuenta, «y había intentado buscarme un hueco en el mundo del arte. Primero como ayudante de fotógrafo y después, con un colectivo de compañeros, en el arte político y reivindicativo», continúa. Ahora, su taller FLORES Carlos de Troya, va sumando triunfos y clientes de renombre. Pese a todo, hay un proyecto al que tiene especial aprecio, el desfile de Dior.

Su flor favorita es el Eryngium. Encuentra la belleza de las flores que culturalmente son menos conocidas. Le gusta comprar flores como Dalias y los Clooney Ranunculus y darles un giro creando algo asombroso.

Cada artista se siente atraído por un medio que, más que ningún otro, conduce a su creatividad. Para el artista floral español Carlos de Troya, su medio de elección son las plantas y las flores. Ricos en color y evocadores en su composición, los arreglos florales de Carlos son, en efecto, obras de arte perecederas que cautivan con su finura pictórica y sensibilidad escultórica. Laura Ponte es asidua a su florería con sede en Madrid, cuyo nombre se refiere a la materia prima de sus arreglos, Flores. A eventos e instalaciones a gran escala. También ha colaborado con marcas internacionales como Maison Alaïa, Loewe, Dior, Louis Vuitton, Lladró, Uniqlo, Lexus, Shiseido, Erico Navazo, Agatha Ruiz de la Prada, Palomo Spain, Carlota Barrera,.. enriqueciendo sus campañas con toques florales, además de crear composiciones evocadoras que aparecen junto a artículos e historias cortas en publicaciones prestigiosas como AD, Vogue, Harpers Bazaar, Glamour y Vanidad. Su enfoque innovador para la síntesis de flores, una mezcla, según sus propias palabras, de lo moderno, clásico e inesperado, está impulsado por una inclinación por la experimentación y una profunda pasión por las flores y las plantas.